¿Qué es el colágeno?

El colágeno es una molécula proteica o proteína que forma fibras, las fibras colágenas. Estas se encuentran en todos los animales. Son secretadas por las células del tejido conjuntivo como los fibroblastos, así como por otros tipos celulares. Es el componente más abundante de la piel y de los huesos, cubriendo un 25 % de la masa total de proteínas en los mamíferos.

Estas fibras se van ensamblando en estructuras cada vez más empaquetadas, densas y de mayor tamaño y resistencia hasta convertirse en estructuras complejas como los tendones humanos, tal y como se muestra en la imagen.

Los niveles de colágeno en el organismo empiezan a bajar a partir de los 25/30 años, afectando al proceso de envejecimiento y desgaste del organismo, ya sea en la perdida de elasticidad y frescura o en la fortaleza del cabello.

Para compensar esta disminución de los niveles de colágeno, se pueden tomar medidas dietéticas para ayudar al organismo a sintetizar y mantener las estructuras de colágeno.

¿Qué pasa cuando tomamos suplementos de colágeno?

La idea que, al tomarnos suplementos de colágeno, ese colágeno hidrolizado llega inalterado a las articulaciones es errónea.

El colágeno al llegar al estómago, como cualquier otra proteína que ingerimos, sufre un proceso de digestión, i la proteína es escindida en cada uno de los aminoácidos que la forman y esos aminoácidos serán destinados por el organismo a sintetizar otras proteínas que los requieran, sea colágeno o sea otra proteína. Es decir, que esa molécula activa, se rompe y deja de existir. En la imagen se esquematiza el proceso de digestión de las moléculas.

¿Son útiles los suplementos de colágeno para la salud articular?  

La agencia europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), ha publicado dos estudios realizados por expertos en productos dietéticos, nutrición y alergias, que detallan que no se puede establecer una relación causa-efecto entre la ingesta de 10 gramos al día de suplemento de colágeno (colágeno hidrolizado, a partir de piel bovina y porcina) y el mantenimiento de las articulaciones en personas físicamente activa.

¿De dónde provienen los suplementos de colágeno?

Los suplementos de colágeno, la mayoría de ellos, se elaboran a base de tejidos ricos en este grupo de proteínas (recordemos que existen hasta 20 tipos de colágeno distintos), que son los despojos de los animales destinados a producir carne (pieles, tendones, huesos).

La gelatina cumple la misma función que los suplementos, ya que ésta procede de la transformación del colágeno del tejido conjuntivo y de los huesos y cartílagos por efecto de la cocción

¿Qué debo hacer si quiero aumentar la síntesis de colágeno dentro de mi organismo?

En condiciones naturales, el cuerpo fabrica colágeno de forma natural a partir de las proteínas de los alimentos y de la vitamina C de frutas y verduras.

Para que el cuerpo pueda fabricar sus estructuras de colágeno (piel, huesos o músculos), necesita ácidos grasos esenciales, minerales y antioxidantes, es necesario introducir alimentos ricos en estos componentes en la dieta para aportar los “ingredientes” que necesita el cuerpo para sintetizar y mantener las estructuras de colágeno.

Una dieta rica en todos esos elementos necesarios para que nuestro organismo pueda sintetizar el colágeno correctamente es mucho más efectiva que un suplemento de colágeno.

Dejar un comentario